Te doy algunas razones para no emprender jamás

emprender

Si estás pensando en convertirte en empresario voy a contarte 5 cosas para que te lo plantees mejor. Luego no me digas que no te avisé.

Horarios semanales 60 hrs: Si lo tuyo es hacer las 8 horas y lo demás es para otros…nunca te plantees emprender. Como emprendedor tendrás tantos frentes abiertos que no tendrás un número fijo de horas de trabajo y con ello te darás cuenta que los días pasan y siempre la misma canción…dormir, comer, trabajar, dormir, comer, trabajar…tu vida serás tu y el trabajo…no, el trabajo y tu…

Tiempo libre: Como emprendedor llegará un momento en el que tengas que recurrir al diccionario para saber que era esto…Yo, personalmente, echo en falta tiempo libre para poder leer con tranquilidad y por ocio, no por trabajo. Pero lo peor de todo es que tus amigos te llamarán para preguntarte si has emigrado o te has convertido en uno de esos policías de la secreta.

Burro de Carga: Trabajarás mucho tiempo pero también tendrás que trabajar mucho. Fuego que apagas, fuego que aparece y así en continua temporada de incendios…tendrás tantas piedras en los zapatos que aprenderás a caminar con ellas…

Incertidumbre: Convertirse en emprendedor es admitir que te gustan las películas de terror, siempre tendrás algún susto, siempre habrá algo imprevisto, siempre habrá incertidumbre y siempre verás el futuro con una especie de intriga, pasión, miedo…y todo con esa música de fondo que te obliga a husmear cuando todo el mundo está diciéndote que no vayas…

Errores: Imagínate que ya lo has hecho, que has pedido ese préstamo al banco, imagínate que el banco te lo ha concedido, imagínate que te has metido a la oportunidad de negocio más clara que nunca has tenido…y aún no puedes entender como tu pareja, tu padre, tus amigos…todos te decían que no lo hicieras…pues bien ahora imagínate que es una ruina y que todos tenían razón…¿Cómo te sentirás la próxima vez que tengas otra oportunidad así?

El 80% de las de las startup fracasan el primer año de creación. Los emprendedores trabajan 45,1 horas a la semana frente a las 36,5 de un asalariado, según la EPA

Desde el inicio de la crisis han corrido ríos de tinta cantando loas al emprendimiento y los emprendedores. Un discurso que, como una gota de agua cayendo una y otro vez sobre la piedra años y años, ha ido erosionando paulatinamente a la opinión pública. De hecho, por primera vez en el año 2016, convertirse en emprendedor se ha convertido en la opción predilecta de la mayoría de los españoles (26,8%) por encima de hacerse funcionarios (25%), que históricamente venía siendo la opción predilecta de los universitarios, según el estudio Y después de la Universidad, ¿qué?, realizado por GAD3. Sin embargo, las modas no tienen siempre son buenas y, las ventajas que vende el discurso proemprendimiento cuentan siempre con una contrapartida de carácter económico que invita a pensar fríamente si merece la pena lanzarse a la piscina del mundo empresarial. El 80% de las de las startup fracasan el primer año de creación.

Es un hecho, si creas una startup, cuatro de cada cinco veces fracasarás. No se trata de una estadística aislada. La mayoría las escuelas de negocio coinciden en esta cifra. Además, más de un 30% de los autónomos echan el cierre de su negocio antes de que termine ese primer año. El 90% de ellas ya no sobrepasan los dos años. Es decir, 8 de cada 10 empresas ya habían muerto durante su primer año. De las dos que habían conseguido sobrevivir, una de ellas (el 50%) habrá desaparecido durante el año siguiente.

Hasta 12 años en ser “relevante”

 

Aquellas que consiguen sobrevivir a los dos primeros años y no tiran la toalla, tardan un mínimo de 8 años en conseguir un cierto grado de relevancia. Según explica el fundador de coches.com en su blog, Iñaki Arrola, algunas empresas que han triunfado en Internet como Milanuncios, Tripadvisor, Fon, Idealista, Privalia o Softonic han tardado al menos una década en hacerse relevantes.

Si tu empresa pasa una mala racha, nadie te ayudará. El ecosistema emprendedor es profundamente darwinista y superficial. Cuando a una nueva empresa parece irle bien, todo el mundo llama a su puerta, los inversores llaman a su puerta. Sin embargo, cuando atraviesa un momento delicado, nadie parece escucharlas. Este comportamiento obedece a la lógica clásica del mercado porque los inversores buscan ganar dinero con tu startup. “Cuando te dedicas a Venture Capital tienes que maximizar la inversión en compañías que van bien y no ayudar a mantener compañías que están sufriendo. Es duro pero es así”, asegura Arrola.

Puedes arruinarte hasta perder tu casa

 

Uno de los mantras que rodean el ecosistema emprendedor es que emprender sale muy barato. Esto en gran medida depende de préstamos, avales, deudas y el tipo de sociedad o categoría de autónomo al que se encuentre adscrito el emprendedor. Frente a la creencia popular de que emprender sale prácticamente gratis, que de hecho tampoco es cierta ya que en España es el cuarto país de la UE en el que sale más caro emprender.

Más horas de trabajo

 

Los trabajadores por cuenta ajena, los asalariados, trabajan una media de 36,5 horas semanales. Mientras tanto, los trabajadores por cuenta propia lo hacen hasta lo hacen 45,1 horas, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Es decir, los emprendedores trabajan el equivalente a una jornada de trabajo extra a lo largo de la semana.

España no es un buen lugar para abrir una empresa

 

España es el país que peor se posiciona de todo nuestro entorno en la UE para abrir un nuevo negocio. Por delante se encuentran países como Macedonia, Letonia o Georgia, según el índice elaborado por el Banco Mundial, Doing Business. Destaca en España como principal problema el tiempo que se tarda en montar una nueva empresa, superior a un mes en la mayoría de las ocasiones, y la cantidad de capital necesario para formalizar su situación legal.

Todo mundo habla de las fabulosas razones para iniciar un negocio, pero ¿qué hay de las razones para no ser emprendedor? También son importantes.

Razones para ser emprendedor hay muchas: ser independiente, ganar mucho dinero, ser tu propio jefe, trabajar menos tiempo, desarrollo personal, etcétera. La lista puede ser infinita dependiendo de nuestros objetivos y sueños personales.

Todo mundo habla de las fabulosas razones para iniciar un negocio, pero ¿qué hay de las razones para “no” ser emprendedor? También son importantes. Conocerlas puede evitar que personas no aptas para el emprendimiento se lancen a perder su dinero y su tiempo.

Tal vez suene contradictorio a mi discurso cotidiano y al objetivo de este espacio, que es motivar el emprendimiento, pero en realidad conocer estas razones puede ayudarnos a saber qué tan aptos somos para aventurarnos a iniciar un negocio. Confío en que no se tome este tema como freno de ese entusiasmo emprendedor y que sea más una herramienta para prepararnos antes de echar a volar una idea.

Aclarado este punto, revisemos algunas de las razones para no ser emprendedor.

¿Te gustan las ventas?

Ésta sería la primera pregunta que nos debemos hacer si queremos ser empresarios. Las ventas son el sustento de cualquier negocio en el mundo. Empresa que no vende, desaparece; así de simple. Si no te gustan las ventas, piénsalo bien antes de iniciar, pues lo más seguro es que fracases. Pero si de todas maneras quieres emprender, aun sin el gusto por las ventas, te recomiendo hacer un análisis sobre las posibilidades que tiene tu producto o servicio para generar un sueldo para vendedores profesionales.

Toma en cuenta que el término “vender” no es sólo exhibir o salir a ofrecer un producto o servicio; también se refiere a convencer a inversionistas, clientes, socios, aliados, etcétera, de que tu idea es viable o que tu negocio tiene potencial, es decir, tiene que “vender” bien tu proyecto.

¿Te gusta levantarte temprano?

Definitivamente ser madrugador es una de las características principales de los hombres que han logrado crear, desde cero, algunas de las empresas más grandes del mundo. Piensa si serás capaz de levantarte temprano y acostarte tarde durante todo el tiempo que dure la consolidación de tu negocio o idea. Nadie sabe cuánto tiempo te llevará hacerlo; pueden ser unos meses o años. Te garantizo que durante los primeros meses dormirás poco, sobre todo si tu idea es exitosa.

Si te gusta levantarte tarde, entonces busca una opción de negocio que te permita hacerlo, pero no te garantizo que puedas acostarte temprano durante el arranque de tu proyecto.

Si crees que no podrás, entonces detente, porque lo más probable es que en un par de meses ocupes alguna de las siguientes frases: “era muy matado”, “lo cerré porque era una friega”, “me tenía que despertar todos los días a las cinco de la mañana”, “trabajaba hasta los domingos”, “no me permitía hacer otras cosas”, entre muchas otras.

¿Te llevas bien con los números (matemáticas)?

Las matemáticas son parte fundamental para el control de cualquier negocio. No es necesario ser un experto o tener estudios superiores en matemáticas; simplemente hay que aplicar las operaciones elementales de aritmética: suma, resta, multiplicación y división.

Si le huyes a las operaciones más básicas de las matemáticas, lo más seguro es que tendrás un desastre financiero, lo que puede llevar al fracaso tu negocio aun cuando genere jugosas ganancias. Recuerda que tienes que saber sacar porcentajes, sumar gastos, restar inversión, multiplicar ganancias y dividir el dinero.

Si las matemáticas no son lo tuyo, detente y prepárate. Busca información y asesoría con contadores, economistas, administradores, gente que ya cuente con un negocio y todo aquel que pueda apoyarte para desarrollar algunas herramientas de control para llevar las cuentas.

¿Te gusta la seguridad laboral?

Si eres de las personas que piensan que es mejor tener un sueldo pequeño pero seguro, lamento decirte que no tienes mente emprendedora.

Un emprendedor nunca se preocupa por el sueldo, ya que ser arriesgado es otra cualidad de los emprendedores. No temen quedarse sin trabajo, pues se sienten capaces de iniciar por su cuenta y sobreponerse a cualquier situación adversa únicamente con su trabajo.

Si eres de las personas que llevan más de 10 años en un empleo y durante ese tiempo has tenido las ganas de iniciar un negocio, pero no lo has hecho, déjame decirte que hay una enorme probabilidad de que nunca lo hagas.

¿Eres tolerante a la frustración?

 

Te puedo decir con toda certeza que ningún negocio en el mundo ha empezado y crecido sin contratiempos. Si piensas iniciar un negocio es importante que hagas un análisis serio sobre tu tolerancia a la frustración, porque enfrentarás muchos obstáculos para lograrlo.

Muchos proyectos se frenan por pequeños inconvenientes, debido a que las personas no son tolerantes a la frustración. Al primer contratiempo que se les presenta, por menor que sea, abandonan su proyecto.

Si consideras que esto puede vencerte en tu intento, te recomiendo que busques algún taller o terapia que te ayude a superar ese problema de intolerancia, ya que todo el tiempo estarás expuesto a inconvenientes, obstáculos y contratiempos. Deberás resolverlos para avanzar.

Deja el emprendimiento a los emprendedores

Conclusión: si no te gustan las ventas, no te gusta levantarte temprano, no te gusta acostarte tarde, no te gustan las matemáticas, no te gusta arriesgarte sin un sueldo seguro y no eres tolerante a la frustración, entonces te recomiendo que no lo intentes. Ser emprendedor puede ser peligroso para ti y tu patrimonio.

Ahora bien. Si tienes una idea, tienes los números, tienes los conocimientos… y tienes lo que hay que tener… ¡¡¡ADELANTE!!!

Ejemplos de personas que han convertido su pasión, su hobby, en una profesión que es, o será, rentable hay muchos.

Y en el mundo digital, el emprendimiento es mucho más sencillo. Se necesitan menos recursos económicos; el negocio no tiene horarios muy estrictos por lo que se puede compaginar mejor la vida laboral y familiar; se puede trabajar desde cualquier parte del planeta, teniendo una conexión a internet; y los programas de curación de contenidos, de programación en redes sociales y algunos más, hacen del emprendimiento digital algo muy a tener en cuenta a la hora de lanzarse a la aventura.

me gustan las motos

Ejemplo de esto que te estoy contando es Me Gustan Las Motos. Con su blog, sus artículos y sus enlaces de Amazon es un negocio donde el propietario no ha tenido que meter gran cantidad de fondos y puede trabajar en un horario flexible.

Por cierto, a mí también Me Gustan Las Motos y en su web encuentro artículos muy interesantes.

Qué es eso tan raro del SEO

seo, posicionamiento en buscadores

 

SEO: Posicionamiento en buscadores

 

Explicar lo que es el SEO a alguien que no tiene ni idea de SEO es una tarea complicada. Voy a intentar dar una  explicación sencilla a la pregunta del título. Y como no soy muy académico y quiero dirigir mis explicaciones a mi audiencia real, que son pequeños empresarios, comerciantes, autónomos, parados y emprendedores… Todos ellos ajenos al mundo del Social Media, Marketing Online y ciencias derivadas. No voy a ser muy “científico” en mis explicaciones.

Dicho lo cual, el experto en SEO que por casualidad lea esto se llevará las manos a la cabeza por las inexactitudes, o por la falta de anglicismos, o porque no voy a hablar de sanciones de google o sus algoritmos… que deje de leer, no pierdas el tiempo, este post no es para ti.

Si tienes un negocio, una empresa, un proyecto, una necesidad de buscar trabajo… todo indica que las redes sociales son una magnífica herramienta para darte a conocer, para que el mundo entero pueda conocer tu negocio, tu proyecto, tu marca… Y una web o un blog te potenciará todavía más esa visibilidad en internet. Hasta aquí todo bien, no creo que exista ningún experto que no esté de acuerdo con esta afirmación.

Ahora viene la polémica:

Posicionamiento en buscadores

SEO: cómo conseguir posicionamiento en buscadores

La palabra SEO son unas siglas inglesas que vienen a decir posicionamiento orgánico (sin pagar publicidad) en los motores de búsqueda, google (por ejemplo) Básicamente el SEO son todas las acciones encaminadas a optimizar tu sitio para “enamorar” a google y que te ponga en las primeras posiciones cuando alguien realiza una búsqueda de algo que tu ofreces.

Al no ser un experto en SEO, y  no tener una formación específica  en la materia, he investigado mucho y he leído mucho sobre el tema. Internet está lleno de expertos en posicionamiento orgánico, luego investigas un poco más y descubres que esos mismos expertos en posicionamiento en buscadores no tienen un buen posicionamiento en buscadores (he leído artículos sobre SEO de expertos que aparecían en la página 12 de la búsqueda)

Y tras mucha lectura he visto que muchos de ellos dicen cosas muy diferentes y todos se refieren siempre a sanciones de google,  sus algoritmos y a que nadie sabe a ciencia cierta todos los factores que usan los buscadores para seleccionar tu sitio por delante de otros millones de sitios de temática similar.

Aquí no te voy a dar un cursillo acelerado de cómo optimizar tu sitio para buscadores, no como optimizar tus artículos en tu blog. Pero sí quiero darte unos pocos consejos que creo que sirven para lo mismo y, además, no tendrás que generar códigos que pegar luego en tu web ni cosa por el estilo. Para eso hay expertos que saben mucho más que yo, que lo hacen muchísimo mejor que yo, y que deberías contratar en cuanto tengas  las ideas claras y el dinero necesario.

Pero vamos ya a ir entrando en materia que se nos va el tiempo.

Si tienes una web, una tienda online o un blog seguro que habrás leído un poco sobre la mejor manera de hacer las cosas para que tus potenciales clientes te encuentren en la red.

Sabrás ya, o debieras saber, que el título de tu sitio, su descripción, las palabras que lo describen… es lo que hace que los buscadores sepan qué es lo que tienen entre manos, a qué se dedica ese sitio y cómo clasificarlo para mostrarlo en las búsquedas de los usuarios.

Esa sería la primera tarea para comenzar a posicionar tu sitio. Que google sepa de qué va el tema. Pero esa misma tarea es la que debes hacer con todos los apartados de tu sitio, con todas las páginas o pestañas; con todos los artículos que vendas,  con todos los post que escribas… Describir de qué va esa pestaña, ese artículo…

Luego deberías mandarle a google tu sitio para que lo investigue, lo clasifique y lo incluya en sus listados de búsqueda. Mandarle a los buscadores un sitemap de tu web (perdón por el anglicismo)

Personalmente estoy ahora mismo investigando y experimentando con el SEO de las imágenes y me está gustando mucho los resultados que estoy viendo.

En un mundo tan visual como en el que vivimos optimizar el SEO en las imágenes, o en los vídeos, no es en absoluto una pérdida de tiempo. Y no me refiero a limitarse a rellenar todos los datos que te piden  en tu web cuando quieres incluir una imagen (que también) Me refiero a usar imágenes propias, de cierta calidad, pinchar el botón derecho de tu ratón, bajar hasta PROPIEDADES de la imagen y rellenar todos los datos y todas las casillas que te permitan rellenar. Si tus imágenes son originales y las subes a internet con todos los datos que a ti te parezcan relevantes serán siempre mejor posicionadas que las imágenes que sólo sean un número o que sean utilizadas mil y una vez por cientos de usuarios con diferentes fines y propósitos.

A partir de aquí, de haber realizado una descripción correcta del sitio, de tus productos, servicios, imágenes etc estoy muy de acuerdo con Neil Patel cuando habla de posicionamiento y sus factores. Él también habla de los metadatos, metadescripciones, palabras clave…. Pero en este artículo que os cito también habla del usuario. De hacer las cosas pensando en el usuario final, en vuestros clientes. Hacer todo ese trabajo  pensando  en qué quiere, qué busca vuestro cliente. Qué es lo que necesita y qué es lo que le tienes que ofrecer tú.

Ya puedes tener muy bien optimizado tu sitio. Que google esté profundamente enamorado de tus descripciones, de tus palabras clave… Si el usuario aterriza en tu sitio y no es lo que está buscando va a salir de él más rápido que cuando entró. Y eso sí que es un factor que penaliza y te baja posiciones en los motores de búsqueda.

Por eso creo que para un empresario, un comerciante, un autónomo, un emprendedor o una persona que quiera cambiar de trabajo o encontrarlo de una puñetera vez, la mejor forma de hacer SEO en su web o en su blog,  es dar calidad, información relevante, útil y usar las redes sociales para que todo ese contenido llegue a verse por la mayor cantidad de gente posible. Para los buscadores ese tipo de enlaces, de visitas es importante porque les hace pensar que el contenido es interesante y querrá mostrarlo a más usuarios.

Creo, por tanto, que no hay que obsesionarse tanto con hacer las cosas pensando en buscadores sino pensando en los clientes, en los usuarios finales de lo que yo estoy ofreciendo. Por que serán ellos lo que si les gusta lo que ofreces, comprarán, comentarán y compartirán ese contenido entre sus contactos. Y cuanto más gente visite tu sitio más relevante será para los buscadores y más posiciones escalarás en el ranking.

 

Aprende a redactar una carta de presentación ganadora

como redactar una carta de presentación

Cómo redactar una carta de presentación para conseguir un trabajo

Conseguir un puesto de trabajo es en sí un trabajo a tiempo competo que debe respetar unas reglas y unos tiempos. Entender las “reglas del juego” y saber jugar tus cartas hace que puedas tener la mano ganadora. Y una buena carta de presentación puede ser el “as en la manga” que te haga destacar de tus competidores por el puesto.

En este artículo quiero enseñarte a ir más preparado al solicitar cualquier puesto de trabajo centrándome en algo tan sencillo y olvidado como es una buena carta de presentación.

¿Has presentado alguna vez una carta de presentación?

Para puestos de una determinada categoría, responsabilidad o habilidades técnicas las cartas de presentación, junto con el curriculum vitae es de lo más común.

Sin embargo para puestos de baja cualificación técnica, salarial o de poca responsabilidad dentro del organigrama de la empresa (pensemos en el puesto de dependiente, camarero, pastor, mensajero. ¡¡¡Ojo!!! Con el máximo respeto hacia cualquier trabajo de cualquier categoría. Un profesional es un profesional, independientemente de que le llevase muchos años de universidad conseguir los conocimientos o muchos años de experiencia conocer su profesión)

Dicha la aclaración pesemos, ¿cuántas veces has solicitado el puesto de dependiente de comercio; de niñera; de cocinero, de chófer… acompañando tu curriculum con una carta de presentación?

Seguramente ninguna. Como todos, o casi todos. Por eso la carta de presentación puede ser lo que marque la diferencia ente ser uno más solicitando el puesto y ser tú el que obtengas el trabajo.

La importancia de una buena carta de presentación

 

Como ya he dicho, puede marcar la diferencia porque seas el único en todo el proceso de selección que la presente. Pero marca la diferencia porque una buena carta de presentación es la primera impresión que recibirá el reclutador de ti, antes de leer el curriculum con tus conocimientos y experiencias adquiridas.

Con una carta de presentación puedes llamar la atención de la empresa al presentarte de una manera más cercana. Y si has personalizado tu carta adaptándola a la empresa y al puesto que quieres solicitar (que es lo que hay que hacer siempre) más puntos habrás ganado de cara al reclutador. Porque verá que te has tomado la molestia de investigar a la empresa, sus necesidades, sus virtudes, podrán ver que te implicas en la empresa incluso antes de formar parte de ella. Luego ¿qué no serás capaz de hacer una vez que estés en nómina?

Características de una buena carta de presentación.

 

Una carta de presentación no debe ser más extensa de un folio por una cara. No se trata de escribir una biografía tuya sino de darte a conocer a la empresa y al reclutador.

Su estructura es muy simple:

1.- Saludo inicial.

2.- Objetivo de la carta.

3.- Razones por las que se ha elegido esa empresa para querer trabajar en ella.

4.- Capacidades que pones a disposición del puesto de trabajo que oferta la empresa.

5.- Justificar motivos por los que se te debería seleccionar para el puesto o para una entrevista posterior.

6.- Despedida con las fórmulas de cortesía normales.

Con estos seis puntos bien cumplimentados deberías tener medio firmado el contrato.

Pero todavía podemos afinar un poco más la carta de presentación. Todavía podemos pulir y ajustar algunos aspectos para hacerla realmente única e impactante para asegurarnos de no pasar desapercibidos:

1.- El saludo inicial puede ser el típico “estimados señores…” Pero también puedes haberte tomado la molestia de investigar el nombre del responsable de la selección y así poder personalizar este saludo inicial.

No es lo mismo ver una carta de presentación estandarizada que personalizada con un “estimado sr. Andrés Pérez:”

El reclutador ve su nombre en la carta y entiende que hay un interés detrás que te ha obligado a investigar un poco, que no vas por la calle repartiendo tu carta de presentación  y tu curriculum a todos los comercios de una zona.

Siguiendo con la personalización de la carta, habría que incluir algún dato de la empresa y del puesto que solicitas. No es lo mismo “aquí estoy por si me necesitaran” que “he visto que Confecciones Pérez quiere seguir creciendo y para su nueva sucursal hay un puesto de gestor de almacén para el que podría estar cualificado”

2.- Los párrafos deben ser cortos y claros. Hay que explicar y mencionar tus logros y habilidades pero sin llenarlos de florituras. Para eso viene bien no hablar de logros o habilidades que nada tengan que ver con la empresa o con el puesto solicitado.

También conviene mencionar las características del puesto de trabajo que solicitas y justificar por qué eres el adecuado para ocuparlo.

3.- La apariencia formal de la propia carta de presentación es sumamente importante. En un mundo digital como en el que ahora vivimos presentar una carta manuscrita a lapicero, con faltas de ortografía, con manchas, tachones… ¿qué pensáis?

La carta de presentación deberá ser escrita a ordenador. Como la has personalizado para la empresa y puesto concreto  no es una fotocopia de una fotocopia de una fotocopia…

Márgenes, los seis puntos de la carta convertidos en siete u ocho párrafos sin faltas de ortografía; usando negritas y cursivas para destacar algún logro especial o habilidad que quieres mostrar con más relevancia.

Conclusión. La carta de presentación como llave a tu futuro puesto de trabajo

 

Podríamos teorizar muchísimo más sobre el aspecto formal y el contenido de una buena carta de presentación pero lo básico y fundamental lo tienes en estas pocas líneas.

Lo fundamental es que la impresión que se lleve el reclutador sea buena tanto por el aspecto de la carta como por el contenido.

En el aspecto formal puedes fijarte en este mismo artículo. Como divido en párrafos cada idea, como separo los párrafos para hacer visualmente más atractiva su lectura.

Por lo que se refiere al contenido tómate la molestia de investigar un poco a la empresa. Intenta conocer el nombre del reclutador, de la persona encargada de la contratación. Ese trabajo previo causa buena impresión y puede marcar también la diferencia.

Puede que aún siguiendo estas pautas no te contraten (seguro que no lo harán, es ley de probabilidad) porque mil motivos y circunstancias ajenas a ti lo impidan (que terminen contratando a un “enchufado”) pero esa buena primera impresión te posicionará mejor que a otros para optar a otro puesto de trabajo o que ese reclutador te recomiende a un amigo, colega o compañero de su asociación de empresarios que está buscando gente como tú.

Comercio de proximidad y las Redes Sociales

comercio de proximidad en puertollano, ciudad real

El comercio de proximidad, la típica tienda de barrio, ha existido desde que el mundo es mundo y las personas empezaron a juntarse en pueblos, aldeas y ciudades. Y siempre dicen estar en crisis, porque son las primeras en notar los cambios que se producen en la sociedad a la que sirven con sus productos y servicios.
Pero nunca son los primeros en adaptarse a esos cambios. Ahí es donde se produce sus famosas crisis. Y como la sociedad está en continua transformación… blanco y en botella.
El comercio de proximidad también tiene una característica general, y es que no acepta demasiado bien los cambios. Prefiere seguir la máxima de “virgencita que me quede como estoy”. Parece ser que el comerciante tradicional prefiere sobrevivir con su tienda a experimentar, cambiar y lograr el éxito que en el fondo anhela.
Habría que investigar mucho para conseguir averiguar cuánto tardó el comercio de proximidad en poner teléfonos para poder atender las dudas de sus clientes; o cuánto tardó el típico bar en instalar un televisor para entretener a sus parroquianos… hilo musical, ordenador, correo electrónico, pago con tarjeta… Los ejemplos son infinitos y no terminaríamos nunca de enumerarlos ni de investigar lo que tardaron en el pequeño comercio en implantar esos nuevos inventos, esas nuevas tecnologías.

Comercio y la nueva era digital

En estos momentos el ciberespacio es la última frontera,habría que decir realmente que es  la desaparición efectiva de todas las fronteras. Cualquier persona, en cualquier parte del mundo, puede estar interesada en tu producto o artículo. Pero para eso lo debe conocer, y tú debes hacer lo posible por darlo a conocer.

El Corte Ingles, de comercio de proximidad a gran multinacionalComo la historia del comercio de proximidad es milenaria ejemplos de pequeñas tiendas de barrio o de negocios locales que se han transformado en grandes multinacionales por decisión de sus dueños hay miles. Por citar sólo uno  podríamos hablar de una pequeña sastrería en la calle Preciados de Madrid. El Corte Inglés ahora es una gran empresa presente en medio mundo y con un negocio muy diversificado. Seguro que su fundador no estaría de acuerdo en que su pequeño negocio de trajes a medida para niños vendiese ahora cruceros, ropa laboral, seguros de vida, comida…
En mi artículo 10 emprendedores triunfadores que lograron hacerse ricos más allá de los 40 escrito para el blog del imparable Ismael Ruiz podréis encontrar unos cuantos ejemplos de pequeños comercios de proximidad transformados en grandes empresas, y todo eso antes de las redes sociales y la desaparición de las fronteras.

¿Qué pueden hacer las  redes sociales por el comercio de proximidad?

 

estadísticas de redes sociales por juan c mejía

Las redes sociales no son un fin en si mismas, son un medio; una herramienta más puesta al servicio del comerciante para conseguir llegar a más gente.

En la imagen de Juan C Mejia puedes ver la cantidad de millones de personas que pueden conocer tu negocio con una buena presencia online. Como puedes ver estos datos son mensuales. Multiplícalos por 12 y verás la cantidad de oportunidades que tu negocio está perdiendo con tu actual presencia en Redes Sociales
Porque con las redes sociales, un taller puede dar a conocer su trabajo y conseguir más clientela. Pero también puede ayudar a clientes o simples curiosos con consejos tipo hazlo tú mismo; puede dar ideas a todo el que visite sus perfiles y así conseguir transformar a un curioso que pasaba por ahí en un cliente potencial o en un cliente fiel que queda enamorado de la marca.
Porque las redes sociales también consiguen la fidelización de la clientela. La fama offline también se puede lograr online y así ser la primera opción de compra de tus artículos por parte del cliente fiel, que también se puede convertir en tu mejor comercial.
Según el tipo de producto o servicio que ofrezcas así debes, o puedes, actuar en redes sociales. Si tu producto puede ser colgado en una tienda online pues ya estás tardando en crear una; si tu servicio es franquiciable puedes utilizar las redes sociales para crear la fama necesaria para, llegado el momento, lanzar tu negocio al mundo como una franquicia y crecer por ese lado.
Puede que tu negocio sea local y sólo se pueda utilizar localmente, como por ejemplo un hotel, casa rural, salón de bodas o convenciones… En ese caso deberás enfocar tus esfuerzos en atraer clientela porque ahora la movilidad es máxima y las comunicaciones no han sido mejores jamás. Lo que te separa a ti de tus clientes es simplemente que te conozcan, que confíen en ti, que se den cuenta de que te necesitan. Y eso lo puedes lograr con las redes sociales.

¿Cómo utilizar las redes sociales en el comercio de proximidad?

El comerciante suele tener la tendencia de no diferenciar entre sus redes sociales personales y las de su tienda. He visto en múltiples ocasiones tiendas que publican cosas de la vida privada de sus dueños. Bien por desconocimiento del funcionamiento de las redes o por simple dejadez.
Para todo hay que servir y no todo el mundo maneja las redes sociales de sus negocios como debería. Para ellos he creado un taller básico que enseña el correcto uso y el potencial de facebook para destacar de la competencia; ganando visibilidad, credibilidad, fama… se termina ganando clientes y aumentando las ventas y, por tanto, los beneficios.
Visita la nota publicada en la página de facebook de Empleo, Negocios y Redes Sociales donde explico en profundidad en qué consiste el Taller de Redes Sociales para Comercio
Básicamente el comercio de proximidad debe vender su singularidad, su profesionalidad, su arraigo en el barrio, su actividad en la comunidad a la que pertenece, su atención al detalle, al cliente…, sus productos.
La mejor forma de vender sus artículos debería ser mostrar todo lo demás, todo lo que le hace diferenciarse de la competencia (que es posible que venda los mismos productos)
Y eso puede hacerse mostrando la decoración del local; mostrando al equipo humano que hay detrás del negocio; demostrando la profesionalidad y el conocimiento del producto; mostrando la historia del producto, del comercio, de sus dueños… Crear un vínculo comercio/cliente que difícilmente puede ser creado por una gran multinacional. Aunque no imposible, ese es el caso de la Coca-Cola.
Durante esta crisis económica que padecemos durante años todos los comercios han perdido clientela, ventas y beneficios. Como clientes entramos en un bar, en un restaurante, en una cafetería… y miramos o preguntamos los precios de los productos. ¿Cuántas veces durante estos años de crisis has entrado en un bar y has preguntado el precio de una Coca-Cola antes de pedirla? Si no tienes dinero te pides una, si tienes dinero te podrás pedir más de una. Pero no conozco a nadie que pregunte el precio. Y sí he presenciado la escena de un cliente preguntando el precio de las cañas de cerveza, de los tercios y de las marcas para ver qué se podía o no se podía tomar.
Si un comercio de proximidad consigue la fidelización de su clientela al nivel de la Coca-Cola habrá conseguido todo un logro. Y teniendo a todo el mundo como potenciales clientes podrá decir adiós a crisis económica y cosa que se le parezca.
Y eso se puede conseguir, está en la mano de todo comerciante que esté dispuesto a entrar en el siglo XXI y adaptarse a las nuevas tecnologías, a las tecnologías de la información.
Claro que existen comerciantes que se dedican también a llevar sus “papeles” ellos mismos. Dedican parte de su tiempo no ha vender sino a preparar las facturas, a pagar los impuestos, a redactar las nóminas. También limpian sus tiendas, sus escaparates.
Pero existen comerciantes que esas tareas las dejan en manos de profesionales para ellos poder dedicar todo su tiempo a lo que realmente es importante y les da dinero. Dejan los “papeles” en manos de una gestoría; dejan la limpieza del comercio en manos de una empresa de limpieza; dejan los escaparates en manos de un escaparatista (vi una vez un reportaje donde se hablaba del escaparatismo y una tienda de Todo a 100 afirmaba que sus ventas aumentaban un 30% cada vez que venía el profesional y les montaba un nuevo escaparate)
Con las redes sociales pasa lo mismo. Tener un perfil en una red social no te hace experto en gestión de redes sociales para negocios. Como dije antes, para todo hay que servir. Lo normal sería contratar los servicios de un profesional en gestión de redes sociales, profesión infravalorada y poco apreciada que es el presente de los negocios.
Y como no hay nada más ingrato y frustrante que intentar ayudar a alguien que no quiere ser ayudado. Por eso lancé el Taller de Redes Sociales para Comercio, si no quieres contratar a un gestor de redes sociales por lo menos adquiere los conocimientos básicos para realizar tú mismo esa tarea de una forma productiva. Porque si un comerciante comienza a ver rentable la correcta utilización de las redes sociales para aumentar sus beneficios a final de mes terminará por convencerse de la necesidad de tener a su lado a un experto en la materia para que siga potenciando su negocio en el ciberespacio.
A menos esa es mi esperanza pero la pelota está en tu tejado ¿te dejas ayudar?

Quiero aprender Social Media para mi negocio